Posts etiquetados ‘metafilosofía’

[…] yo considero a ciertas corrientes de la filosofía más como una forma de actividad estética que como una forma de actividad científica (en el sentido de pretender encontrar por medios racionales la respuesta objetiva a una pregunta bien definida). La filosofía, en ese aspecto, no contribuye al bienestar de la humanidad encontrando leyes naturales, regularidades empíricas, ni teoremas lógico-matemáticos, sino más bien construyendo (y deconstruyendo) cosmovisiones, concepciones del mundo y de nuestro lugar en él, de un modo como lo hacen también la literatura, el arte, o la religión, pero al menos desde la perspectiva del diálogo constante, no de la mera libertad de contenido (como el arte) o desde el dogma que se intenta imponer sobre toda la forma de vida (religión), y por eso tiene un sitio institucional distinto al de la práctica del arte o al de la práctica de la religión, a saber, dentro de la Academia.
Y, naturalmente, es necesario el positivismo para dejar claro que la filosofía ampliamente entendida no consiste en una búsqueda de la verdad en el sentido en que lo son las matemáticas o la geología.

Vía @jzamorabonilla

Anuncios

A causa del anteproyecto de la nueva ley educativa [en PDF] hay noticias de interés para los profesores de filosofía de instituto —actuales y potenciales—. Historia de la Filosofía de 2º de Bachillerato pasaría a ser una asignatura optativa más. Un par de comentarios a vuelapluma:

1) Vamos a ser claros: la filosofía en general es una disciplina difícil y controvertida. Me parece que negar esto es mentir o pecar de desconocimiento.  Se puede simplificar con fines pedagógicos a Platón, a Nietzsche o a Descartes pero eso no representa ni a Platón, ni a Nietzsche ni a Descartes, sino más bien a una papilla convenientemente triturada de un par de filosofemas de los manuales de filosofía al uso. La caverna de Platón, el dualismo cartesiano o la voluntad de poder. Y poco más. Que unos pobres alumnos de bachillerato comprendan la importancia del pensamiento occidental es pedir mucho. Lo más probable es que uno o dos de treinta (siendo muy optimista) lo entiendan o al menos lo intuyan. Y con eso basta. Los más saldrán de clase con cierta indiferencia o aburrimiento o bien con prejuicios enormes hacia lo que ellos consideran que es “la filosofía” y su “profesor loco”. Como evidencia no muy relevante aunque orientativa, no hay más que buscar “filosofía” en Twitter. Pero esto es normal (Teeteto 174 a-b).

2) Las clases de Ética, tal como se imparten, siempre me han recordado a una especie de sacerdocio laico. Hay una serie de dogmas edificantes que se enseñan pero que jamás se someten a crítica ni se analizan sus fundamentos. Y eso es ideología, no filosofía. Se puede entender que la administración de estos ensalmos tenga una función pragmática. De hecho, se podría argumentar que su misión consiste en decir cosas bonitas que los muchachos deberían creer para que no estén drogándose por ahí o delinquiendo; una especie de catecismo low-cost adaptado a la generación Menéame. Pues muy bien (habría que comprobar su utilidad, eso sí), pero eso no es filosofía.

3) Yo no sé si la filosofía “sirve” para algo o no, y tampoco es una pregunta que me quite el sueño. Sospecho en general que no sirve para nada porque el mundo sigue su curso y la gente quiere ser feliz y no filosofar. Además, ya todos tienen sus “ideas propias” e incluso algunos morirían por ellas. Y por eso me parece tan interesante la filosofía.

4) Un gobierno conservador debería defender la Historia de la Filosofía, que no es más que la historia de grandes fracasos (y victorias parciales). Pero soy infinitamente pesimista respecto a su posible enseñanza.