Archivos para octubre, 2013

[…] yo considero a ciertas corrientes de la filosofía más como una forma de actividad estética que como una forma de actividad científica (en el sentido de pretender encontrar por medios racionales la respuesta objetiva a una pregunta bien definida). La filosofía, en ese aspecto, no contribuye al bienestar de la humanidad encontrando leyes naturales, regularidades empíricas, ni teoremas lógico-matemáticos, sino más bien construyendo (y deconstruyendo) cosmovisiones, concepciones del mundo y de nuestro lugar en él, de un modo como lo hacen también la literatura, el arte, o la religión, pero al menos desde la perspectiva del diálogo constante, no de la mera libertad de contenido (como el arte) o desde el dogma que se intenta imponer sobre toda la forma de vida (religión), y por eso tiene un sitio institucional distinto al de la práctica del arte o al de la práctica de la religión, a saber, dentro de la Academia.
Y, naturalmente, es necesario el positivismo para dejar claro que la filosofía ampliamente entendida no consiste en una búsqueda de la verdad en el sentido en que lo son las matemáticas o la geología.

Vía @jzamorabonilla

Anuncios