Tres preguntas “filosóficas”

Publicado: enero 29, 2013 en Metafísica
Etiquetas:, , , , ,

1) Sólo en nuestro tiempo sabemos que hay un problema con la pregunta de Leibniz ¿por qué hay algo y no más bien nada? Y es que desde que conocemos la mecánica cuántica y otras virguerías y suponemos que el origen del universo fue probablemente un fenómeno cuántico complejo de narices, la preguntas por qué cosmológicas podrían no tener sentido alguno. Preguntarnos por la causa del mundo sería el equivalente a preguntarnos, como diría el buen Zamora Bonilla, si una bacteria es del Madrid o del Barça. Al fin y al cabo, hay fenómenos cuánticos acausales que simplemente ocurren, sin una razón de fondo. Por supuesto, no hay que descartar otras hipótesis como los choques de branas y ese tipo de cosas. En definitiva, con este telón de fondo, la pregunta es; ¿no habrá entonces un límite de lo que podemos conocer efectivamente en cosmología? Y si es así, ¿cómo estamos seguros de saber si estamos lejos, cerca o rozando ese límite?  ¿Alguien imagina realmente que se llegue a un punto muerto en el que los cosmólogos digan: bueno, señores, ya no hay nada más que decir?.

2) Si el universo empezó for the lulz (o sea, por un fenómeno cuántico acausal), ¿no podría acabarse mañana mismo for the lulz? Inducciones aparte.

3) Tenemos un tipo y nos cargamos sus neuronas. Qué demonios, nos cargamos todo su encéfalo. Más tarde, le generamos otro con la misma estructura, con el mismo “módulo del yo”, con los mismos recuerdos y esas cosas. Podríamos usar, no sé, la última tecnología del año 2050 en células madre y nanotecnología molona. Como ya todo Dios imagina, la pregunta es: ¿estamos ante el mismo tipo? ¿Hasta qué punto podemos “estirar” su módulo del yo? ¿Podemos implantar un trozo de su módulo del yo en un perro?

Anuncios
comentarios
  1. Héctor M dice:

    Decía Leonard Peikoff que : “El concepto de “causa” es inaplicable al Universo; Por definición, no hay nada fuera de la totalidad que actúe como su causa. El Universo simplemente es ; es un primario irreducible”

    Yo tengo para mi que el concepto de “causa” y todos los otros conceptos originados a causa de su uso, no son más que herramientas (cognitivas) cuya razón (evolutiva) de ser es su utilidad adaptativa…a nivel macro, donde nos jugamos la supervivencia, y en ese sentido, apostar que lo de “causas” y demás palabrería sea útil a nivel ontológico, es tan probable como que a un pez fuera del agua le basten las branquias para no asfixiarse.

    • Compro más tu repuesta que la de Peikoff. Me parece que, como la mayoría de los “objetivistas”, le da más importancia a la lógica de la que podría tener. De hecho, un randiano en Twitter me decía que el Big Bang se había producido porque sí, porque la lógica lo decía. Creo que ese tipo de solución está vacía porque, como sabemos, si el origen del universo es un fenómeno cuántico no tiene mucho sentido pensar en él a través de la lógica clásica randiana, que es básicamente neoaristotélica.

      Un saludo.

  2. Estoy de acuerdo en que el inicio del universo, y en esencia, sea por el Big Bang o cualquier otro, necesariamente es acausal. Quizás sea una simpleza pero, o Todo sale de la Nada o Todo es intemporal; y en ambos casos, los dos supuestos, implican acausalidad apodícticamente.

    Lo del punto 3 me veo obligado a responder. Lo del “módulo del yo” es una invención apriorística y no es trasplantable, ahora bien, y se sabe, que si reprodujera idénticamente en el caso descrito toda la disposición de partículas hasta el más infímo detalle del encéfalo, sería igual. No en el caso de ponerlo en el perro ya que la mayor parte del encéfalo se debe a las regiones somatosensoriales y de asociaciones entre ellas y, segundo, el funcionamiento del cerebro no es autónomo o aislado del cuerpo sino que, por ejemplo, existen decenas de hormonas, citoquinas y otras sustancias generadas en otros órganos que le influyen gravemente en el funcionamiento sin contar con que, además, todo aprendizaje se debe a la ley del efecto en última instancia. Por tanto, si cambiamos los sentidos y el cuerpo toda la experiencia y, obviamente, la fenomelogía del actor, quedan totalmente cambiadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s