Apuntes sobre el “pensamiento crítico”

Publicado: noviembre 14, 2012 en Filosofía política
Etiquetas:, , , , ,

1) Por lo visto, todos somos críticos y nadie es una oveja de nadie. Es muy difícil que alguien se describa sinceramente como un sujeto bovino aunque lo sea, pues todos nos queremos mucho a nosotros mismos y tenemos algo de pudor. La expresión “pensamiento crítico” la emplean y abanderan marxistas que critican al capitalismo, antisistemas anarquistas, posmodernos, liberales que critican al marxismo, críticos de la demagogia habitual en las redes sociales, los mismos demagogos criticados y demás. A “pensamiento crítico” le pasa hoy como a “democracia”, “pueblo” o “librepensador”: significan de todo o cualquier cosa. Para un quinceemista o un asambleísta nuestras democracias representativas no son auténticas democracias y para un defensor de la democracia representativa (entre los que me encuentro) la única democracia real ya es la democracia realmente existente y terrenal que parece probadamente superior, que se sepa, al resto de sistemas como mecanismo de agregación de preferencias, de legitimación política y eficacia técnica. La democracia participativa y pura del reino de los cielos aunque suena bien y todos los que apoyamos el Bien y estamos en contra del Mal parece que deberíamos estar a favor, arrastra una serie de problemas bien conocidos. Recapitulando, cuando observamos que una expresión se arroja con un sentido y con su contrario (como el insulto “fascista”) desde múltiples coordenadas ideológicas es que estamos ante una idea confusa, desgastada y ambigua que pide a gritos ser analizada.

2) Quizá consideremos como lo más deseable filosóficamente la existencia de un pensamiento crítico que sea fuertemente crítico con sus propios fundamentos. Eso implica un pensamiento crítico coherente consigo mismo, un pensamiento descreído. Pero generalmente de lo que somos testigos es de un pensamiento crítico ejercido desde algún tipo de fundamento muy sólido o cuasi axiomático. Es una postura frecuente en el terreno político y el ideológico y no tiene por qué ser irracional a priori en términos políticos. La contumacia de un apostolado puede servir de mucho, sobre todo si está sostenida institucionalmente. Yo tampoco estoy seguro de si podemos “escapar” a todos nuestros sesgos ni tampoco de si todos son realmente “malos”. Sin darle muchas vueltas, se me ocurren algunos que pueden ser heurísticamente muy útiles y racionales frente a la imposible asimilación, gestión y criba racional de cantidades inmensas de información.

3) Un pensamiento crítico descreído y consciente de la debilidad de sus presupuestos lleva aparejado unos costes cognitivos y sociales altísimos. Saber esto nos lleva a preguntar: ¿es posible una sociedad política democrática con una amplia mayoría de ciudadanos con pensamiento crítico descreído? Aunque algunas creencias mitológicas (en el peor sentido) se pasen de moda, ¿no nacerán eternamente otras? Es decir, ¿no estaremos siempre en el mismo punto de partida? O  dicho de otra manera: ¿es todavía posible el sueño ilustrado? ¿Hay respuesta a esto? Yo no tengo la menor idea.

4) La mejor manera personal que he encontrado para comprobar qué crítico es el (denominado) pensamiento crítico de una persona es enterándome de sus ideas políticas. He notado una especie de corte entre opiniones racionalistas en general y posturas políticas racionales. Y por lo visto la maquinaria sigue funcionando sin problemas, sin que exploten cabezas ni  se salpique nada de sesos como en Pulp Fiction. ¿Será que los costes cognitivos y sociales de un pensamiento crítico descreído en temas políticos son superiores al coste cognitivo y social del rechazo a la homeopatía?

5) A lo mejor la secularización total de la política es imposible aunque vivamos a la sombra del desencantamiento weberiano. En ocasiones parece que nos encanta vestir a las cifras con bonitos relatos, que las historias épicas mueven más pasiones que la aburrida contabilidad o la estadística.  Parece una eterna tensión con la que hay que lidiar y que, sobre todo, hay que comprender. Tampoco veo solución en el horizonte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s